Google+
TuSeguro.com - Consejos para conducir bajo la lluvia o mal tiempo
SI NO ESTAS REGISTRADO, INGRESA

 

 

El clima es un factor que puede jugar en nuestra contra en la vía. En Tuseguro.com sabemos que no lo podemos controlar –muchas veces ni siquiera predecir –, por lo que es muy importante que aprendas a conducir bajo la lluvia o cuando hay mal tiempo. Manejar en un día lluvioso trae consigo muchos riesgos: el asfalto se vuelve resbaladizo y se requiere un esfuerzo mayor para controlar la dirección del auto, el “efecto spray” (cuando la lluvia pulverizada y sucia se queda en el parabrisas) dificulta la visibilidad de la vía y el agua se acumula en los cordones y cunetas. En estos casos, lo mejor es detener el recorrido en un lugar seguro y esperar a que el mal tiempo pase; sin embargo, somos conscientes de que esto no siempre es una opción. Para nosotros, tu seguridad es lo más importante, y es por esta razón que hemos recopilado algunos consejos ofrecidos por el Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM) y Espacio Toyota para que adecúes la manera de conducir cuando hay mal clima. Sigue estas recomendaciones por tu seguridad y para disminuir los riesgos de accidentes viales.

 

conducir bajo la lluvia

 

Consejos para conducir bajo la lluvia

 

  1. Mantén una velocidad adecuada ante el mal clima. De acuerdo con datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) de España, durante un día lluvioso el 24% de los accidentes se debe a que los conductores circulan por encima o por debajo del límite de velocidad. Según las estadísticas, abusar de la velocidad duplica la cantidad de fallecidos por cada 100 accidentes y es también causante de lesiones mucho más graves.
  2. Conduce con suavidad, sujeta el volante firmemente utilizando ambas manos y evita pisar el freno con brusquedad. Los expertos en seguridad vial recomiendan disminuir la velocidad entre 10 o 20 km/h cuando hay lluvias moderadas, circular con luz de cruce en las curvas y reducir un 10% la velocidad indicada, reducir un 30% la velocidad ante lluvias fuertes y un 60% si hay peligro de hielo. Cuando el asfalto está mojado, se incrementa el riesgo de perder el control del auto, así que evita hacer movimientos bruscos y no invadas los carriles laterales.
  3. Procura estar atento a las indicaciones y señales de la vía. Prende las luces y no utilices las luces altas, a menos de que no haya otros vehículos de frente.
  4. Debes aumentar la precaución con respecto a los demás conductores. La lluvia hace que el tiempo de frenado sea más lento, así que debes mantener una distancia mayor a la usual con respecto al conductor de enfrente.
  5. Enciende el aire acondicionado y dirígelo hacia el parabrisas para evitar que los vidrios se empañen a causa de la humedad y el cambio de temperatura.
  6. Mantén limpio el parabrisas y revisa el nivel de líquido. Si sueles llenarlo de agua, considera incluir un anticongelante.
  7. Frena con suavidad y con pisadas cortas. Esto secará la humedad de las pastillas para que no bloqueen la dirección. No frenes estando sobre las marcas viales pintadas en el asfalto: estas se vuelven especialmente resbaladizas con las lluvias.
  8. Mantén tus neumáticos en perfectas condiciones: una presión adecuada y una profundidad del dibujo que sobrepase los 1,6 mm.
  9. Evita los carriles con “huellas” producidas por el hundimiento del pavimento.
  10. Aquaplaning es esa sensación de que el carro “flota”. Ante esta situación, mantén la calma y no hagas movimientos bruscos. Levanta suavemente el pie del acelerador y aguarda a que se restablezca el control direccional.
  11. Pasar sobre las hojas puede ser igual de peligroso y resbaladizo que el agua, así que ten cuidado al hacerlo.
  12. Evita a toda costa atravesar aguas corrientes. Al hacerlo corres el riesgo de hundirte más de lo esperado, calar el motor, ser llevado por la corriente o perder toda la capacidad de agarre sobre el suelo.
  13. No uses el control de velocidad al conducir bajo la lluvia. Al hacerlo podrías bajar la guardia y alejar mucho los pies de los pedales. Incluso, en caso de aquaplaning, el sistema podría tratar de acelerar al máximo.
  14. Toma precauciones extra durante la noche. De acuerdo con las estadísticas de la DGT de España, el circular de noche, el estado del terreno, los deslumbramientos, la vegetación, el humo, entre otros, son factores que aumentan los riesgos de sufrir un accidente vial en un 150% cuando se conduce a altas velocidades.

 No uses el control de velocidad al conducir bajo la lluvia

El consejo principal que te damos en Tuseguro.com es que estés prevenido y tomes todas las precauciones posibles para mantenerte a salvo. Conducir bajo la lluvia representa un gran riesgo, porque disminuye la visibilidad. Te recomendamos esperar que la lluvia pase o que la intensidad baje para usar tu vehículo, pero siempre con atención en la vía, con una velocidad moderada y con los consejos que te explicamos.