Google+
TuSeguro.com - Medidas de Prevención al usar Taxis o Transporte Público
SI NO ESTAS REGISTRADO, INGRESA

 

Peligro de transporte publicoSi no tienes un vehículo propio o de confianza disponible en el momento, el uso de taxi o transporte público es una gran solución de movilización, pero como en todos los ámbitos del quehacer cotidiano siempre hay gente con malas intenciones tratando de aprovecharse del más débil y del descuidado. Te damos estos consejos para que NO SEAS TÚ!

  • De preferencia utiliza taxis de sitio. Antes de subir a un taxi verifica que los números de la placa de circulación y de identificación exterior coincidan con los datos que aparecen en el tarjetón del conductor, mismo que deberá localizarse en un lugar visible del interior del vehículo y que a su vez te permitirá acreditar la personalidad del operador.
  • No utilices taxis con cristales polarizados, placas borrosas o sin placas. De preferencia indica la ruta a seguir al taxista. No subas a un taxi si el chofer va acompañado.
  • Si vas a tomar un taxi al salir de un banco o cajero automático nunca subas al primero que veas.
  • Si al subir al transporte público está vacío o con poca gente, lo conveniente es sentarte cerca del conductor.
  • Lleva el dinero necesario para pagar tu pasaje, evita exhibir cuanto llevas en tu cartera, lleva tu dinero en los bolsillos internos o delanteros de tu vestimenta. Al bajar observa a tu alrededor que nadie se aproxime en actitud sospechosa y evita paradas solitarias, con poca iluminación.
  • Utiliza el instrumento de seguridad personal previsto para el tipo de vehículo (cinturón de seguridad en autos y taxis y el casco en motos y ciclomotores). Evite en la medida de lo posible viajar en vehículos que no los posean. Imagina que a 40 km/h estás caminando por la cornisa de un tercer piso. Si caes el impacto sería igual al del choque de tu vehículo.
  • Utiliza paradas que estén bien iluminadas y transitadas.
  • ¡Mantente alerta! No te distraigas ni te quedes dormido.
  • Si alguien te molesta, no te sientas incómodo y grita bien fuerte «¡Déjeme en paz!» Si esto no surtiera efecto, utiliza la parada de emergencia del autobus.
  • Anuncia tu bajada con anticipación, de esta manera te podrás dar cuenta si alguien sospechoso intenta bajar junto contigo.
  • Si te das cuenta de que te han estado observando e intentan bajarse en el mismo lugar, finge que te equivocaste y vuélvete a sentar. No bajes hasta llegar a un sitio concurrido.
  • Al bajar, observa quien deja el transporte junto contigo. Si te sientes intranquilo, camina directamente hacia un lugar donde haya más gente.
  • Si el transporte va muy lleno, aprende a mantener tu distancia, inclusive con los codos, si es necesario.
  • Debes estar alerta. Si notas algo sospechoso, en la primera estación cámbiate de vagón o espera el siguiente tren.
  • Si notas que te observan, evita que se den cuenta con anticipación que tú bajarás en la próxima estación.
  • Elije los taxis que estén circulando y no los que se acercan o detienen buscando que sean abordados. Haz la parada sólo a los que estén bien identificados.
  • Nunca abordes taxis que se encuentran estacionados afuera de los bancos o instituciones financieras. Si llamas o detienes un radio taxi no olvides verificar que en realidad traiga radio.
  • De preferencia, pídelos por teléfono. Si tienes que abordar un taxi en la calle, confía en tu instinto a la hora de elegirlo. Considera la actitud del chofer, si muestra un aspecto desaliñado que denote que se encuentra cansado o que ha ingerido droga o alcohol, NO TE SUBAS.
  • No entres al taxi si el chofer te parece sospechoso o si no trae a la vista su tarjetón con fotografía. Fíjate que la fotografía coincida con el rostro del chofer.
  • Procura memorizar o anotar el número de placas y nombre del chofer. Trata de observar algún detalle sobresaliente como la marca y modelo del vehículo o cualquier cosa que pueda servirte en caso de una posterior investigación.
  • Una vez dentro del taxi, cierra bien las puertas, sube los vidrios y pon los seguros, checa que no te ponga el seguro para niños.
  • Si cuentas con servicio de telefonía celular, procura comunicarte con un familiar o con cualquier persona que espere tu llegada y proporciónale el número de las placas, características del vehículo y datos del chofer; así como el tiempo que estimes para llegar.
  • Si conoces el recorrido por el que debes pasar y notas alguna pequeña desviación la cual traten de justificar con cualquier pretexto (manifestaciones, ruta más corta, etc.) te sugerimos bajar inmediatamente del taxi y buscar otro para llegar a tu destino.
  • Trata de bajar por lo menos una cuadra antes de llegar a tu destino, siempre y cuando no esté oscuro o sea un lugar peligroso. Si el destino es tu casa, haz que el chofer pare donde no pueda precisar a donde entraste.
  • No reveles datos personales o laborales cuando entables conversación con el conductor. Desconfía de las personas demasiado insistentes, amables o complacientes. Pueden estar entreteniéndote para sacarte información.
  • No dudes de hacer parar el taxi y dar por finalizado el recorrido si te percatas que el conductor entabla una charla vía celular o a través de otro medio de comunicación y tú consideras que a través de ella pudiera estar indicando señales preestablecidas de tu recorrido y destino con la finalidad de cometer un delito.
  • Si el chofer te hace plática no le cuentes nada de ti, sólo platica de temas triviales como el clima, el tráfico, etc. 

Vía TuSeguro.com