ACCESO CLIENTES

POR FAVOR, INGRESA TU NÚMERO DE CÉDULA Y CONTRASEÑA PARA ENTRAR EN TU PERFIL
SI NO ESTAS REGISTRADO, INGRESA AQUÍ

BLOG

Consejo para Manejar con Seguridad y Prevención tu Carro Estando Embarazada

25-05-2015

shutterstock 78550603-1024x713

Cuando el embarazo va avanzando y tu vientre se va volviendo más grande, te preguntas si es necesario dejar de manejar mientras esperas la llegada de tu bebé. En el siguiente artículo te contaremos cómo manejar este tema con tranquilidad.

Conducir es una acción habitual para muchas mujeres y hacerlo en estado de gestación no tiene ninguna restricción por parte de los médicos ni de las autoridades de tránsito, siempre y cuando el embarazo transcurra de forma normal.

Pero, ¿cómo hacerlo sin que la postura que asumes durante el ejercicio de la conducción no te produzca dolores, calambres  o malestares?

  • Para empezar, es importante que conozcas  que desde el tercer trimestre o cuando el vientre haya crecido de forma notoria, debes manejar cómodamente. Una medida que ayuda es estar en capacidad de agarrar el timón con ambas manos y alcanzar los pedales sin problema.
  • Para asegurarse de controlar adecuadamente el volante, haz este ejercicio: ubica tus manos simulando la posición que marcan las manecillas de un reloj a las 11:05. La mano izquierda a las 11 y la derecha a las 5. Así, la capacidad de maniobra es amplia en caso de un giro brusco.
  • Un punto muy importante es el cinturón de seguridad. Por ningún motivo debes conducir sin abrocharlo, pues puedes ponerte en peligro en caso de un accidente de tránsito o te pueden imponer una multa de tránsito. Una recomendación útil es acomodar la parte de arriba de la banda entre los senos y la parte inferior por debajo del abdomen, más hacia la pelvis. El objetivo es estar protegida y no presionar tanto  el vientre.
  • Procura también sentarte lo más recta que puedas al espaldar de la silla y pon tu cabeza a la altura del apoyacabezas. Así estarás más cómoda y segura cuando conduces.
  • Trata de evitar los tacones mientras conduces estando embarazada, pues los pies pueden hincharse demasiado o cansarse.
  • En relación con el airbag, es aconsejable no desconectarlo, porque este dispositivo puede protegerte a ti y a tu bebé en caso de un accidente.

Recomendaciones

  • Durante el embarazo las mujeres suelen sentir somnolencia, por eso evita manejar automóvil cuando te sientas cansada y con ganas de dormir.
  • Un tip que también ayuda a la seguridad en la vía es circular por debajo de las velocidades permitidas, pero ojo: sin exagerar, pues si se va al otro extremo, se corre el riesgo de recibir un golpe por detrás.
  • Cuando el embarazo está llegando a su fin, es mejor que le pidas a otra persona que conduzca tu automóvil. La inminencia del parto y la medida del vientre pueden  hacerte sentir poco cómoda a la hora de conducir.
  • Si tu embarazo presenta peligro de parto prematuro o contracciones, es mejor que no conduzcas tu vehículo. Pregúntale a tu médico si puedes hacerlo y por cuánto tiempo.
  • Lo más recomendable es que alguien te acompañe mientras conduces, pues podrías sufrir un percance mecánico, un accidente u otras situaciones que es mejor manejar en compañía de otras personas.
  • Si estás obligada a manejar por carretera, consúltale a tu médico si puedes recorrer grandes distancias en tu estado.
Compartir Vía:
Te mostramos los articulos más relevantes relacionados con tu búsqueda.