Google+
TuSeguro.com - Jóvenes con automóviles: Sin riesgos a la hora de conducir
SI NO ESTAS REGISTRADO, INGRESA

 Señor y jóven en un auto

 

Así que... jóvenes con automóviles. ¡Qué gran emoción! Por fin tienes edad para conducir. Este es uno de los momentos más gloriosos de la vida. Cuando por fin puedes sentarte frente al volante y ser tú mismo quien te lleve a todos lados. Pero así como ya no dependes de tus padres para transportarte, también te vuelves responsable de tu propia seguridad y de quienes te acompañan.  

Así como esperamos que hayas seguido nuestros consejos para presentar el examen de conducir, ahora en Tuseguro.com te damos unas cuantas sugerencias para que conducir sea sinónimo de libertad.

Toma en cuenta lo aprendido

Al iniciarte en la aventura de conducir, no olvides que todo aquello que aprendiste para obtener tu licencia debes tenerlo presente cada vez que te coloques frente al volante. Esto es importantísimo porque, según el Banco Interamericano de Desarrollo, una de las causas más frecuentes de muerte de jóvenes es por accidentes de tránsito. Entonces recuerda: no hagas varias cosas a la vez, siempre utiliza el cinturón de seguridad, respeta las señales de tránsito, no adelantes en curva ni por el lado derecho, cede el paso cuando sea preciso y no excedas el límite de velocidad.

No te dejes llevar por la presión de los amigos

La mayoría de las veces, nuestros amigos pueden ser una gran influencia, pero a veces no tanto. Estando entre amigos, podría surgir incitaciones poco prudentes y se corre el riesgo de sucumbir ante la presión social. Recuerda que eres un ser humano vulnerable como cualquier otro y, cuando conduces, la mayor parte de tu atención debe estar enfocada en el camino y en conducir responsablemente.  

Las estadísticas indican que una de las causas principales de muerte es el exceso de velocidad, así que no caigas en la tentación de hacer carreras o en dejarte llevar por la adrenalina. Los límites de velocidad establecidos no son un capricho de los mayores, sino que están adaptadas a las características y las condiciones de las vías.

Jóvenes con automóviles... sin licores

Sí, sabemos que irse de fiesta los fines de semana es necesario para la recreación y salir de la rutina aburrida de la semana. Sin embargo, si has decidido beber, no conduzcas. Además, los jóvenes con automóviles son generalmente los que transportan al grupo a la fiesta, así que lo más sensato es simplemente abstenerse de ingerir bebidas alcohólicas.  

Tomar bebidas alcohólicas en carro

También sabemos que tus padres te repiten esto montones de veces, y que es la recomendación más cliché de la historia, pero precisamente por ser tan importante es necesario repetirla cuantas veces sea posible. Cuando bebemos perdemos parte de nuestra capacidad de reacción y, además, solemos perder la noción de la velocidad. Es decir, puede pasar que vayamos más rápido o más lento de lo que percibimos, y esto puede causar graves accidentes viales.

No utilices el celular si conduces

Esta es otra recomendación muy repetida entre las personas e igual de importante que la anterior pues es una de las causas principales de accidentes viales. Según se explica en un artículo publicado en El Clarín, manejar utilizando el celular es tan peligroso como manejar ebrio y se ha convertido en una gran preocupación mundial sobre la que ha alertado la OMS.  

Jóvenes usando celular y manejando

La responsabilidad de manejar exige que estemos atentos y con todos nuestros sentidos en la vía. Sabemos que los jóvenes con automóviles también necesitan enviar mensajes o hacer llamadas telefónicas mientras están en la ruta, por lo que de ser necesario comunicarse con alguien, existen alternativas como el manos libres que nos permiten comunicarnos sin tocar para nada el celular.

No bajes la guardia cuando estaciones

Muchas veces los jóvenes vienen concentrados en lo que van hacer y en cómo la están pasando. Por tanto, al llegar a su destino, olvidan que también hay que tomar previsiones cuando se van a estacionar. Nunca te estaciones en lugares poco alumbrados porque suelen ser los preferidos de personas con malas intenciones. También, evita dejar objetos de valor o atractivos en lugares visibles. Además, intenta no circular de noche por lugares que no conozcas o por vecindarios peligrosos.  

Así que ya sabes, todo puede salir muy bien para los jóvenes con automóviles siempre y cuando se asuman las responsabilidades con madurez y sensatez. Ya tus padres pusieron su confianza en ti para entregarte las llaves y dejar que te vayas solo. No olvides que debes demostrar que eres capaz de valerte por ti mismo y que la decisión de confiar en ti no fue hecha en vano. ¡Suerte en la vía y bienvenido al mundo de cuatro ruedas!