Google+
TuSeguro.com - 5 malos hábitos al conducir que debes evitar a toda costa
SI NO ESTAS REGISTRADO, INGRESA

 

 

Saber conducir es una gran ventaja. Nada como la autonomía que se siente al poder movilizarte de un lugar a otro cuando lo desees. Pero estar detrás de un volante también es una gran responsabilidad, por eso te dejamos una lista de malos hábitos que debes evitar al conducir y acciones para corregirlos, si ya estás “en el mal camino”. 

 malos hábitos al conducir

 

El rey de los malos hábitos: Conducir a exceso de velocidad

 

Conducir a exceso de velocidad 

 

Conducir fuera del rango de velocidad permitida en la vía es uno de los principales causales de accidentes automovilísticos alrededor del mundo.

 

La tentación de pisar de más el acelerador se presenta comúnmente cuando el conductor se confía en sus habilidades de manejo, y cuando el vehículo desarrolla con facilidad altas velocidades. Lo que el conductor pasa por alto es que, a mayor velocidad menor capacidad de reaccionar ante imprevistos, tales como un desperfecto del vehículo, un descuido de otro conductor o algún evento inesperado en la vía.

 

El potencial de riesgo se incrementa cuando el exceso de velocidad se mezcla con otros malos hábitos como el consumo de alcohol y el cansancio, o con variables como fallas en el estado de la vía o mal estado del tiempo.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren 1,25 millones de personas como consecuencia de colisiones en las vías, la mayoría entre 15 y 29 años. Por eso dentro de la cuarta semana de la Naciones Unidas para la seguridad vial celebrada en entre el 8 y 14 de mayo de este año, la OMS publicó un informe cuyo tema principal es el exceso de velocidad, sus causas y métodos de prevención.

 

Usar el teléfono mientras conduces

 

Usar el teléfono mientras conduces 

 

Está científicamente comprobado que la atención que el conductor dedica hablar o a intercambiar mensajes a través de su teléfono móvil, es atención que no presta al manejo y a lo que ocurre en la vía.

 

Es común que consideremos esto inofensivo, pues una llamada o mensaje toma segundos, pero esos segundos pueden transcurrir mientras cambia la luz del semáforo, una persona cruza la vía u otro carro trata de adelantar.

 

Por esta razón es crucial que entiendas que los accidentes ocurridos por uso del dispositivo móvil no son un mito. Lo mejor es hacer uso del manos libres o, mejor aún, establecer una política personal con amigos, familiares y compañeros de trabajo sobre la no disponibilidad para conversar o usar aplicaciones mientras te encuentras detrás del volante.

 

El asunto es tan serio para las autoridades a nivel mundial, que hay algunos países que han incluido entre sus leyes de tránsito, la prohibición de manejar y conversar por el móvil. Por ejemplo en California, EEUU, hay una normativa específica al respecto; La AB 1785 que amplía las restricciones ya establecidas del uso de teléfonos móviles mientras se está al volante, obligando a los conductores a colocar sus teléfonos inteligentes en el tablero de su auto y sólo usarlos cuando se requiere con “el toque del dedo del conductor”; así sólo podrán hacer llamadas o mandar textos con un dispositivo de manos libres.

 

No abrocharte el cinturón de seguridad

 

cinturón de seguridad 

 

Los accidentes por lo general ocurren de imprevisto y el tiempo de reacción es nulo o demasiado corto. Tanto si eres conductor como pasajero, tanto si el accidente es causado por ti o por terceros, tener el cinturón de seguridad al momento del siniestro puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

 

El cinturón de seguridad está especialmente diseñado para absorber la fuerza de un impacto con mínimo daño para quien lo usa, siempre que sea colocado adecuadamente (entre la caja torácica y la pelvis). Es importantísimo que tomes en cuenta que el cuerpo de los niños no es igual al de los adultos, por lo que para garantizar el funcionamiento en infantes, debes llevar en el vehículo la silla especial acorde su edad.

 

No usar lentes, si tienes problemas de visión

 

parabrisas mojado 

 

Si eres de lo que se niega a aceptar que ve borroso, o que tiene dificultades para ver un objeto de cerca o de lejos, es hora de que entiendas que, al manejar, esa condición pone en riesgo tu vida y la de terceros, y que asumas que debes hacerte evaluar y adquirir los lentes correspondientes. Para maximizar tu capacidad de reacción es preciso que te asegures de que puedes usar tu sentido de la vista al 100%.

 

No llevar contigo tu licencia de conducir

 

Es el último aspecto en nuestra lista de malos hábitos al conducir, pero no por eso el menos importante. Es imprescindible que en todo momento tengas contigo tu licencia de conducir.

 

Este documento es -internacionalmente- el que certifica tu identidad y que estás habilitado legalmente para estar detrás del volante. No tenerlo o tenerlo vencido es en muchos países causal suficiente para que seas multado, o hasta momentáneamente detenido por las autoridades. Así que lo mejor es que evites inconvenientes y hagas seguimiento a su vigencia y fecha de renovación.